ADIÓS, TOMASA

ADIÓS, TOMASA

Editorial:
ALFAGUARA
Año de edición:
Materia
Novela, Narración
ISBN:
978-607-31-8143-3
Páginas:
328
Encuadernación:
Rústica
$300.00
IVA incluido
Sobre pedido

u00abu00bfQuién soy yo, un bato privilegiado, para fabular la historia de una muchacha de familia pobre que fue raptada y violada?u00bb Chapotán es un pueblo duranguense del Triángulo Dorado, en la Sierra Madre Occidental. Un día de los años ochenta, la familia Carrasco Heras recibe como empleada doméstica a una muchacha de nombre Tomasa. Diligente, tímida y muy hermosa, trae consigo un secreto que le causa dolor y miedo. No pasa mucho tiempo sin que la vida de todos llegue a verse trastocada, sobre todo a partir de que dos hermanos, narcotraficantes de un pueblo vecino protegidos por el ejército, irrumpen con crueldad en la vida de la familia y de Tomasa. Desde la mirada inquieta y sensible de Flavio, el hijo menor, Adiós, Tomasa desmenuza los conflictos de un México rural prácticamente desconocido, el de esos pueblos serranos adonde la ley nunca llega. Sus habitantes deben entonces enfrentarse a una existencia definida por el crimen, el odio y el sufrimiento tanto como por la ternura, la piedad y la esperanza. Con un aliento fabulador inagotable y poderoso, esta novela rescata una historia sobre las varias violencias que sufren las mujeres y los niños en el contexto del avance del narcotráfico en el México del último tercio del siglo xx, una realidad que por lo demás sigue vigente. La crítica ha dicho: u00abUna ficción potente, de cariz enérgico y alta calidad expresiva.u00bb Sergio González Rodríguez, Reforma (sobre Cualquier cadáver) u00abCualquier cadáver es una novela madura, ambiciosa, que se define a sí misma y cumple con su intención de llenar de angustia e inquietud a sus lectores. Una apuesta de Geney Beltrán Félix por el realismo brutal como estrategia para reflejar el caos de nuestro tiempo. Un paseo por el infierno muy difícil de olvidar.u00bb Eduardo Antonio Parra, Confabulario u00abUna literatura compleja, palpitante, donde los personajes no son sólo víctimas ni sólo verdugos, sino complejas estructuras sicológicas en precario equilibrio.u00bb Vicente Alfonso, El Sol de Torreón (sobre Cartas ajenas) u00abBeltrán Félix describe minuciosamente el aire de apocalipsis que reina en México y sus efectos en el alma.u00bb Verónica Murguía, La Jornada Semanal (sobre Habla de lo que sabes) u00abLibros como hachazos en la cabeza, pedía Kafka. Aquí uno.u00bb Nadia Villafuerte, Revista de la Universidad de México (sobre Habla de lo que sabes)